Sant Kirpal Singh

Sant Kirpal Singh vino al mundo con un trabajo interminable, no hay límites para Su trabajo. Cumplía con el deseo de Dios, el Poder Positivo, y lo hacía sin cesar. Cuanto más lo hizo, mayor fue el beneficio para todos los seres humanos.
— Dr Harbhajan Singh

El siguiente texto es el prefacio escrito por el Dr. Harbhajan Singh para la Biografía de Sant Kirpal Singh (ver «Biblioteca Sant Kirpal Singh — Biografía» [Biography] disponible en PDF) porque sólo un verdadero discípulo puede hablar de la grandeza del Maestro.


Sant Kirpal Singh

Sant Kirpal Singh Ji (18941974), el gran Santo del siglo XX no necesita ninguna presentación gracias al trabajo sagrado que realizó en el mundo para la humanidad.

Él fue el representante distinguido de la Ciencia Divina del Alma de la que era Maestro y dio la experiencia práctica a todas las almas que la añoraban. Fue el único Maestro competente y aclamado como el más avanzado después de la partida física de Baba Sawan Singh Ji.

Fue enviado por Dios como el Salvador, y llevó el mensaje de esperanza, de redención y de salvación a las almas receptivas y enseño las cualidades de la paciencia, del amor y del anhelo interior. Enseñó al mundo las virtudes de la tolerancia, la paciencia, el perdón, y la piedad con profundo respeto. Se convirtió en el Señor de todos: de reyes y marginados, ricos y pobres, pecadores y piadosos.

Su forma de enseñar era excelente. A pesar de ser el Salvador y protector de la humanidad y el Poder de Dios en acción, nos enseñó las necesidades básicas de la verdad eterna desde una perspectiva humana y práctica como un Padre que habla con sus hijos. Dondequiera que lo hacía, se mostraba amoroso, compasivo y muy amable. Podíamos sentir Su belleza pura y radiante en nuestro corazón.

Sus conversaciones con Sus hijos a lo largo de Su estancia eran de corazón a corazón. Él disipó nuestra ignorancia, la causa misma de nuestra existencia defectuosa, a través de Su radiación llena de toda humildad y amor eliminando así las cadenas del apego, las ilusiones y el sentido de la dualidad.

Al mirar constante y amorosamente en Sus ojos y en Su frente, veíamos que Él cambiaba de un momento a otro y en cada momento generó una nueva vibración en nuestro corazón.

Este sentimiento que experimentamos no se puede expresar con palabras, acompañará nuestra vida para siempre. Mirando a sus ojos, uno podía superar sus deficiencias y era ayudado a comprometerse a llevar una vida santa y armoniosa.

Lamentablemente, no pudimos recordarlo tanto como deseamos ahora. Sólo después de su partida física pudimos conocer la intensidad de la separación llena de dulces recuerdos.

Mi Maestro, Tú nos enseñaste a amar la fuente del dar, dar y dar, y del perdonar y olvidar, pero sólo después de Tu partida física pudimos conocer el significado del amor.

Oh, mi dulce Señor, ya que ocupas el puesto de Creador bendice a todos, sin importar si son dignos o no.

Signature of Dr Harbhajan Singh
(Harbhajan Singh)
 

Read more:

Ir arriba